Mons. Fernando Chomali presentó Carta Pastoral sobre la Educación

Inicio / Noticias / Mons. Fernando Chomali presentó Carta Pastoral sobre la Educación

“Con el propósito de generar una reflexión en torno a la educación, ver de qué manera mejorar las políticas públicas en este aspecto fundamental de la vida de las personas, y preguntarse sobre los actuales proyectos pedagógicos de cara a los desafíos del futuro, es que me he permitido escribir esta carta a las comunidades educativas que he titulado Educar en el Siglo XXI”.

Con estas palabras, Monseñor Fernando Chomali Garib, Arzobispo de Concepción, introduce su nueva carta pastoral, que fue presentada ante más de 150 integrantes de los equipos directivos de Colegios de Iglesia. El encuentro se realizó en Casa Betania y, en la apertura, la Delegada Episcopal de la Pastoral de Educación, Adriana Fernández, agradeció la presencia de los directivos e invitó a reflexionar el valioso aporte que hace el Arzobispo. A continuación, el Vicario de Pastoral, presbítero Mauricio Aguayo, hizo una oración comunitaria.

Monseñor Chomali, en su texto, señala que “Educar es un proceso muy complejo y delicado, involucra a muchas personas e instituciones, y exige competencias muy especiales. Pero también involucra a la sociedad dado que todo lo que acontezca y se diga en la vida social tiene impacto en las personas y, por lo tanto, contribuye de manera positiva o negativa en el proceso de aprendizaje, crecimiento y maduración de los estudiantes. Es muy distinto educar a un joven que come y duerme bien, que vive en un ambiente tranquilo, en una casa en donde se lee el periódico y que tiene a sus padres presentes en su proceso educativo, que a uno que no cuenta con ello. Es muy distinto educar a un niño que vive en medio de la pobreza y la violencia, que a uno que no ha vivido estas traumáticas experiencias”.

Agregó que “es muy distinto educar a un joven con carencias afectivas en su entorno familiar, que a uno que no las carece. Nada le resulta indiferente al ser humano en la conformación de su vida, de su identidad, de su personalidad, de sus sueños, de su cultura, de su modo como se relaciona consigo mismo, con los demás, con la naturaleza y, para los creyentes, con Dios. No quiero decir con esto que los jóvenes estén determinados, lo que trato de decir es que el entorno condiciona la vida de las personas al punto que hace que el derecho/deber de ser educado y educarse se haga más o menos arduo”.

Precisó que “en estas reflexiones, llenas de cuestionamientos, preguntas e inquietudes, me centraré especialmente en lo que acontece en el entorno social y su relación con la tarea de educar. Quedará para más adelante una reflexión acerca de la relación que existe entre los contenidos de los medios de comunicación social y los procesos de aprendizaje de los estudiantes y sus propias vidas”.

“Quiero contribuir a mejorar la educación en Chile y en los colegios de la Iglesia Católica, generando conciencia sobre lo mucho que falta por hacer para lograr que cada chileno saque con fuerza y convicción los talentos que tiene, se convierta en fuente de felicidad, y esté al servicio de los demás. Ése es el camino para modelar una sociedad más amable, más feliz, en definitiva, más plenamente humana”, concluye en la introducción de la Carta.

Al término del encuentro, Monseñor Chomali sostuvo que “los colegios católicos son una fortaleza, no sólo para la Iglesia, sino para la sociedad. Nuestros colegios son altamente valorados por todos los padres, creyentes y no creyentes. Invité a los educadores a que pensemos, con mayor lucidez, el mundo que se nos viene, con los nuevos cambios culturales que se están produciendo y dar un mejor servicio a la sociedad y formar jóvenes que estén al servicio de las personas, especialmente de las más necesitadas, y sean factor de cambio en la sociedad. Ese es el llamado y eso se hace de la mano de Cristo, porque Él es camino, verdad y vida”.

Testimonios

“Ha sido un momento de mucha reflexión desafiante, en primer lugar, dar los agradecimientos a Monseñor Chomali por esta Carta que va dirigida especialmente a los colegios y a nuestro rol como formadores de los estudiantes. Él hace un gran reconocimiento a los docentes. Creo que, en estos tiempos, los profesores necesitamos una palabra de aliento”, añadió la rectora del Instituto de Humanidades José Manuel Santos de Chiguayante, Mónica Pereira.

El rector Víctor Torres, del Colegio Instituto de Humanidades San Francisco de Asís de Lota, expresó que “la educación hoy, en el Siglo XXI, es una instancia que tiene que estar en la palestra de lo que es el tratamiento de las cosas más importantes de la sociedad. Monseñor nos da puntos clave en relación a lo que está pasando con la Educación. Cuál es el rol de los docentes, la importancia que tienen y fundamentalmente lo que corresponde a los padres y apoderados y lo terrible, hoy, la influencia de los factores sociales, lo que hace que la educación pase por un momento muy crítico. La globalización, los cambios culturales, tecnológicos, científicos, etc., han crecido de modo exponencial y esto hace que la educación se vaya quedando atrás. La educación tiene el gran desafío y monseñor hace un llamado fuerte a cambiar, que el futuro nos exige”.

Comunicaciones, Iglesia de Concepción.